¿Qué apartados o páginas necesita mi web?

Cuando por fin hemos decidido que necesitamos una web profesional para nuestra empresa, más allá de lo fundamental del diseño web, es el hecho de realizar un minucioso estudio de la competencia, realizar una investigación sobre las diversas páginas web que ofrecen el mismo contenido o servicio y ejercer un análisis de las mismas. Verificando de esta manera en que se basan sus estrategias para transmitir sus mensajes, tanto de redacción, campañas de marketing, anuncios publicitarios, diseño web y toda la información que pueda obtenerse al respecto. No con el fin de perder la futura identidad de nuestro negocio, sino con el propósito de tener una referencia más firme y completa de cómo llevaremos a cabo su crecimiento y al mismo tiempo mantenerse al tanto de que tan presente se mantiene nuestros servicios en el ámbito online. Así que realiza una búsqueda exhaustiva de la competencia, las más resaltantes y elabora un cuadro comparativo en busca de alguna similitud entre ellas. Luego solo queda preguntarte qué es lo que deseas reflejar a través de tu página web.

¿Qué tener en cuenta a la hora de decidir los apartados de mi web?

Seguido a esto se trata de hacer un segundo diagnóstico acerca de las prioridades que planean transmitir al consumidor mediante la página de inicio, este paso se basa en hacer una auto-evaluación e identificar las virtudes de tu empresa o negocio. A la hora del diseño de tu web, crea una lista especificando cuales son los puntos fuertes de tu empresa, qué es aquello que la hace tan especial, única, diferente y llamativa para reunir la cantidad de requisitos suficientes con el fin de entrar en el mercado y competir con empresas que tienen similitud a ésta. Y precisamente lo que hace destacar a tu empresa es lo que debes manifestar y transmitir mediante la página de inicio en el sitio web para de esta forma demostrar al cliente cuáles son tus principales ventajas frente a la competencia.

El tercer paso se trata de crear un apartado donde plasmamos la explicación de quién es tu empresa en el ámbito laboral, este paso es de suma importancia, ya que si se trata de una empresa que apenas se está iniciando en el negocio, el cliente deseara tener más información al respecto de la misma. Y por esta razón es importante realizar tal apartado donde se explicará qué función cumple la empresa, que se hace en la misma exactamente, se colocará una resumida biografía acerca de la empresa explicando de dónde y cómo surgió la misma, también se mostrarán fotos y nombres del competente y óptimo equipo de trabajo, con respecto a este tema se consideraría opcional colocar una resumida descripción acerca del puesto de trabajo desempeñado por cada uno.

El cuarto paso esencial se basa en demostrar a nuestro consumidor que realizamos un trabajo de calidad, digno de confianza y futuras recomendaciones. Si el caso a tratar es sobre una empresa con trayectoria en el ámbito laboral se considera una buena estrategia pasar por escrito los buenos comentarios de clientes satisfechos con el trabajo desempeñado para así demostrarle a los potenciales clientes que la empresa ofrece un trabajo óptimo, profesional y de rigurosa evaluación por parte de los expertos competentes.

Por último, es de suma importancia recordar que igual de importante que saber qué decir, es el hecho de expresarlo con las palabras adecuadas, una tarea que la mayoría de empresas prefieren dejar para profesionales del marketing de contenidos, totalmente habituados a trabajar en los textos de los diferentes apartados o páginas de una web.