¿Por qué encargar el diseño web a un profesional del marketing online?

De acuerdo con el estudio “Tendencias digitales para 2019”, publicado por el portal especializado Hootsuite a principios de este año, Internet cuenta con nada más y nada menos que 4 mil millones de usuarios en todo el mundo, lo que quiere decir que más de la mitad del planeta tiene acceso a la red. En este último año se han sumado más de 2 millones de usuarios, lo cual significa que un 85% de la población del mundo está conectada a través de la web, la gran mayoría por medio de teléfonos inteligentes y tablets.

En este contexto, se hace patente no solo la necesidad de tener una página web, sino la necesidad de diseñar las páginas web de forma cada vez mejor y de manera tal que se adapte a los constantes y cada vez más crecientes “cambios de ánimo” de la red global, del mercado, de la competencia y de los usuarios, a fin de no caer en la obsolescencia y la inutilidad, elementos fatales para quienes hacen vida en la red.

Necesidad de un diseño web profesional

Gran parte de la gente interesada en poseer un sitio web propio no tiene conocimiento acerca de cómo funciona la red en general, sea Google o marketing online. El 99% de los emprendedores que se disponen a tener una web, desconocen lo que implica diseñar un negocio online.

Es por esto que desde el principio se debe determinar la razón por la cual se busca crear un sitio web. Si lo que se desea es crearlo como pasatiempo, está bien –e incluso se recomienda- que el interesado lo diseñe por cuenta propia. Pero si lo que se busca es establecer un negocio online, lo más saludable es contactar con un diseñador web profesional que tenga muy claro todo lo que hay que tener en cuenta para diseñar una página web.

Ventajas que ofrece el contratar un profesional para diseñar el sitio web.

  • Mejor aprovechamiento del tiempo: Al contratar un profesional experto en construcción y configuración de sitios web, el emprendedor tiene libertad para centrarse en sus prioridades.
  • Apropiada resolución de problemas: En caso de aparecer imprevistos al desarrollar la página web, un profesional los asume propios de su especialidad.
  • Diseño de altura: El diseñador web pone en práctica todo su profesionalismo al tener la capacidad para diseñar el sitio a medida del cliente y conforme la meta que éste quiere alcanzar.
  • Enfoque correcto: Aunque, por lo común, los diseñadores tienen un conocimiento bastante básico de SEO (no es nuestro caso, ya que también estamos especializados en SEO), saben exactamente lo justo para no caer en los errores que una persona menos preparada seguramente cometería.
  • Resultado óptimo: Contratar a un profesional redunda en mayor calidad en la construcción de un sitio web.
  • Competencia e impacto de marca: Un diseño cuidado y amigable del sitio web transmite confianza al usuario.
  • Soporte y consultoría: En caso de presentarse problemas técnicos, dudas, o si se desea incorporar nuevas y mejores funcionalidades a la web, el diseñador profesional contratado puede dar la respuesta apropiada y oportuna.